lunes, 2 de octubre de 2017

Los sobornos de Odebrecht en Perú, al descubierto

Un informe confidencial de la policía analiza el rastro de 13 millones que la constructora pagó en Andorra a altos funcionarios




Odebrecht, el gigante brasileño de la construcción que ha protagonizado el mayor escándalo de sobornos de América, pagó 15 millones de dólares (12,7 de euros) en comisiones a empresarios y altos funcionarios peruanos a través de ocho cuentas en la Banca Privada d’Andorra (BPA). La revelación forma parte de un informe confidencial de la Policía del Principado al que ha tenido acceso EL PAÍS. Se trata de un documento fechado el pasado ocho de mayo, que rastrea las transacciones de la firma brasileña en este banco de Andorra entre 2008 y 2015, y que fue encargado por la juez instructora del caso BPA, Canòlic Mingorance.

El texto, de 12 páginas, desgrana la ruta del dinero que diseñó la mayor contratista de Latinoamérica para agasajar a trabajadores públicos vinculados a la concesión de obras en Perú. La constructora pagó a estos funcionarios a través de cuentas en la BPA abiertas a nombre de sociedades panameñas. Y, después, ideó un sistema que permitió a los sobornados recuperar el dinero mediante una telaraña de testaferros y bancos en EE. UU., China, Alemania, Bahamas o Suiza.

“En todos los casos, las estructuras de las cuentas tienen en común que están destinadas a ocultar el verdadero beneficiario. El motivo del uso de testaferros y sociedades offshore es evidente: evitar conocer quién paga y quién recibe”, señala el informe de las autoridades de Andorra, donde hasta el pasado enero regía el secreto bancario.

Lo que sigue es el detalle de los presuntos sobornos que Odebrecht pagó a través de Andorra a cargos públicos, empresarios y altos funcionarios de Perú.

Ammarin Investment

Tras esta sociedad, se encuentra una cuenta en la BPA controlada por el exvicepresidente de la compañía estatal Petróleos del Perú Miguel Atala Herrera. Odebrecht ingresó a este exdirectivo nombrado durante el mandato del expresidente Alan García (2006-2011) un total de 1,3 millones de dólares (1,1 de euros). La cifra supone más de un tercio de lo conocido hasta el momento.

La petrolera firmó cinco meses después de la salida de la empresa de Atala Herrera un acuerdo con la filial de Odebrecht Braskem para estudiar la ejecución de una planta petroquímica de 3.000 millones de dólares (2.538 de euros).

Relton Holding SA

El beneficiario de la cuenta asociada a esta empresa es –según la policía- Gabriel Prado Ramos, exdirector de Seguridad Ciudadana de Lima y exresponsable de la empresa municipal de peajes Emape durante el mandato de la exalcaldesa Susana Villarán (2011-2014).

Prado Ramos se presentó ante la BPA como un “consultor de empresas e inversor con intención de ingresar inicialmente un millón de dólares”. La firma de Odebrecht Aeon Group gestionó la apertura de su depósito en agosto de 2013. Su cuenta solo recibió 3.048 euros en enero de 2015. Un dato que sorprende a los investigadores. “Por motivos desconocidos, la cuenta no llegó a materializar ningún ingreso importante”, precisa el informe.

Para leer mas:


FUENTE: El País






Busca Compliance

NOTICIAS