martes, 3 de octubre de 2017

“Hay que eliminar los prejuicios sobre la marihuana”: Matt Murphy

El director de Pharma Compliance Group enfatiza que para el uso de estos medicamentos se debe educar a los médicos, al Gobierno y a la industria. El decreto 613 de 2017 estipula el acceso seguro e informado al uso médico y científico del cannabis.

CATALINA GONZÁLEZ NAVARRO



Colombia, México, Uruguay, Chile, Brasil, Jamaica y Puerto Rico son los países de América Latina que han aprobado el uso de la marihuana medicinal para tratar enfermedades como dolores crónicos, epilepsias y cáncer. Una práctica a la que ya se ha recurrido en Alemania, Bélgica, Canadá, Chile, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, Italia y el Reino Unido. (Lea: La nueva ruta de la marihuana medicinal)
Durante 20 años, Matt Murphy se dedicó a revisar que las leyes y regulaciones del consumo de drogas se cumplieran en Estados Unidos. Hace seis años su vida cambió y ahora se dedica a lo que antes regulaba. Es el director de Pharma Compliance Group, desde donde asesora a empresas fabricantes de medicamentos, distribuidores y farmacias para que cumplan política y legalmente con el manejo de sustancias controladas.
En diálogo con El Espectador, Murphy habla sobre el proyecto que lidera, el cual espera que comience a circular en 2019 en Colombia con la idea de cambiar el uso de los opiáceos por marihuana.

¿Cómo aterrizó en Colombia?


Un colega me dijo que estaban buscando a alguien que tuviera el conocimiento sobre la regulación de la industria de la marihuana medicinal en el mundo para aplicarla acá. La empresa Khiron me habló de su expectativa y pensé que era una gran oportunidad para aplicar las mismas regulaciones de Estados Unidos.

Desde su trabajo en la DEA debió conocer el pasado del país en cuanto al narcotráfico. ¿Por qué decidió asesorar ahora a una empresa colombiana que quiere usar la marihuana con fines medicinales?


En los 80 estaba en Nueva York y sé que la gran mayoría de la cocaína llegaba de Colombia, así que desde la DEA tuvimos muchas relaciones con la policía y los militares colombianos, trabajando de la mano. Por eso me llama la atención la idea de hacer un cambio de esa imagen, asegurarnos de que la droga esté enfocada en lo que es, que se use de forma legal y que ningún cartel haga parte de esto....

FUENTE; El Espectador
Para seguir leyendo: 

Busca Compliance

NOTICIAS