miércoles, 13 de septiembre de 2017

Condenan a Tekniker a pagar 101.000 euros a una empleada por mal ambiente de trabajo

Un juzgado de Eibar cree que el centro tecnológico «debería haber actuado» al conocer el conflicto, que sumió a la afectada en una larga depresión.



El centro tecnológico IK4-Tekniker, con sede en Eibar y presencia institucional, ha sido condenado por el juzgado de lo social número 1 de la citada localidad guipuzcoana a pagar 101.046 euros a una empleada porque el mal ambiente en el trabajo le provocó serios problemas de salud. V.S.C. -las iniciales con las que prefiere ser identificada la afectada- fue víctima desde 2010 de «un conflicto laboral» con su jefa, la directora de Recursos Humanos, lo que le llevó a «realizar funciones para las que no había sido contratada» y sufrir continuos cambios de puesto de trabajo, según explicó ayer el letrado de la empleada, Juan Ignacio Marcos, que a su vez es el coordinador del Observatorio Vasco de Acoso y Discriminación.



La «existencia» de la «mala relación» entre la trabajadora y la responsable de Personal era conocida por la dirección de Tekniker, subraya la sentencia, del pasado 10 de julio. A partir de esa constatación, la jueza considera que la «situación de conflicto debería haber provocado la actuación de la empresa a fin de proteger el derecho de la demandante a la salud». Por ese motivo, responsabiliza a la compañía de la baja laboral que cursó la empleada en octubre de 2011 «por un trastorno adaptativo con ansiedad y reacción depresiva prolongada». A ello se sumó que, un mes después, fue despedida de forma «improcedente», como reconoció el propio centro tecnológico en la carta que remitió a V.S.C...

Para leer mas sobre la noticia:

FUENTE. El Correo


Busca Compliance

NOTICIAS