viernes, 14 de julio de 2017

Perú. El caso Odebrech acelera la implementación de sistemas anticorrupcion

CN/ INTERNACIONAL Que en Perú se toman en serio las normas anticorrupción queda demostrado, no solo tras convertirse en uno de los países precursores en instaurar la ISO 37001. El jueves 12 de julio un juez peruano dictó prisión preventiva por 18 meses al expresidente Ollanta Humala y a su esposa, Nadine Heredia, acusados por la fiscalía del delito de lavado de activos por recibir donaciones irregulares de la brasileña Odebrecht para su campaña electoral.

Ollanta Humal y su mujer


Declaro fundado el requerimiento de revocatoria de comparecencia con restricciones contra Ollanta Humala y Nadine Heredia, y en consecuencia se impone mandato de detención contra los investigados por el plazo de 18 meses por el delito de lavado de activos en agravio del estado”, anunció el juez Richard Concepción Carhuancho al leer el fallo tras una audiencia de más de cinco horas.

El fiscal Germán Juárez había solicitado la prisión preventiva por considerar que existía riesgo de fuga o de demanda de asilo de los investigados. Los abogados de Humala y Heredia anunciaron de inmediato que apelarán la decisión, que se halla en una primera instancia judicial.

El juez señaló que emitirá una orden de detención para la expareja presidencial, que no asistió a la lectura del fallo, algo que la ley concede.

He cursado oficio para su inmediata ubicación y captura a nivel nacional e internacional”, acotó al cierre de la audiencia que se trasmitió por un canal de televisión del Poder Judicial.
Durante la maratónica sesión, el magistrado acogió el pedido de la fiscalía por estimar que la prisión preventiva de Humala y Heredia “es idónea y necesaria para garantizar investigación”.
Existe un alto grado de probabilidad de que (Humala y Heredia) eludan la justicia y de obstaculizar la labor probatoria”, abundó el juez.

Una de las principales acusaciones de la fiscalía es que la pareja recibió tres millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht para la campaña electoral de 2011.
Por el momento, sobre Humala pesaba una medida cautelar que le prohíbe viajar al extranjero sin permiso judicial, situación que no afectaba a su esposa.

El fiscal Juárez imputa a la pareja, fundadores del Partido Nacionalista en 2005, irregularidades en la recolección de fondos para financiar las campañas de 2006 y la que lo llevó al poder en 2011.

Según la fiscalía, Odebrecht entregó tres millones de dólares en 2011 a Humala, lo que el expresidente niega, aunque recuerda que la ley peruana no prohíbe recibir aportes del extranjero. En el caso de la campaña de 2006, el fiscal asegura que Humala recibió aportes de Venezuela.

Busca Compliance

NOTICIAS