jueves, 6 de octubre de 2016

#Compliance El Pecado Original

C.N. / J. Bajo. A. El incumplimiento y la humanidad han caminado juntos desde los orígenes de la humanidad. Su origen lo refleja la Biblia a través de Adán y Eva en el paraíso. 

Mano de mujer sostiene una manzana mordida y la leyenda "compliance" en sus uñas


Eva mordió la manzana cuando lo tenía prohibido “De todos los árboles del paraíso puedes comer, pero del árbol de la ciencia del bien y del mal no comas, porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”.

Inicialmente Eva no tiene intención de comer del árbol, tiene a su alrededor el resto de los árboles del paraíso de los que puede comer; que necesidad tenia de comer del árbol de la ciencia. Además, fue advertida que si comía moriría. No existía un beneficio por comer la manzana y las consecuencias de hacerlo eran la muerte.
Pero, la serpiente cambio el escenario, cuando la dijo “No, no moriréis; es que sabe Dios que el día que de él comáis se os abrirán los ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal”. Con este planteamiento, los beneficios esperados por Eva pasan a ser inmensos “conocer el bien y el mal” y las consecuencias pasan, de ser intolerables “la muerte” a desaparecer, o lo que es peor, en ser un beneficio “alcanzar la sabiduría”.

Este incumplimiento nos permite, desde un punto de vista de gestión compliance, entender muchos aspectos a tener en cuenta en el diseño del sistema:

El incumplidor no nace, se hace. Eva no se planteó incumplir hasta que la serpiente le tento. Y, ¿quién es la serpiente en la actualidad? La sociedad, las organizaciones, el entorno. La actitud y cultura del entorno en el que se mueven las personas favorece o desincentiva el incumplimiento.
La consecuencia esperada por el incumplimiento es un elemento clave para desincentivar al posible incumplidor. Eva no hubiera comido la manzana si la serpiente le hubiera dicho que moriría.
Los controles no tienen efecto preventivo si no son conocidos por los posibles incumplidores, por muy buenos que sean. Eva no percibió la presencia de Dios, aunque estaba.

¿DISUASIÓN  O CONDENA?

Por ello, los sistemas de gestión compliance deben diseñarse para disuadir al incumplidor, no para pillarle una vez incumplido. Imaginémonos que, si hubiera existido un compliance officers en el Paraíso, quizás ahora todos viviríamos en él. Después de tantos miles de años e incumplimientos, ahora podemos entender porque el compliance officers será profesión del futuro.

Es importante tener en cuenta por los compliance officers y os sistemas de gestión compliance.
Por todo ello, es importante tener en cuenta que quienes nos plantean implantar el sistema de gestión compliance como un elemento para la atenuación o exención legal, nos está “engañando”. El sistema de gestión compliance es un sistema de gestión empresarial que nos debe impedir tener que estar delante del juez y no, simplemente, buscar la exención o atenuación. Cuidado con lo que nos ofrecen, no te dejes engañar.

Busca Compliance

NOTICIAS