lunes, 20 de junio de 2016

Publicada la Directiva europea sobre secretos comerciales

CN. La (UE) 2016/943 es la relativa a la protección de los conocimientos técnicos y la información empresarial no divulgados (secretos comerciales) contra su obtención, utilización y revelación ilícitas. 



La directiva pretende regular las actuaciones que permitan la salvaguarda de los secretos profesionales, definiéndolos a tal efecto como:



  • Ser secreta en el sentido de no ser, en su conjunto o en la configuración y reunión precisas de sus componentes, generalmente conocida por las personas pertenecientes a los círculos en que normalmente se utilice el tipo de información en cuestión, ni fácilmente accesible para estas;
  • Tener un valor comercial por su carácter secreto;
  • Haber sido objeto de medidas razonables, en las circunstancias del caso, para mantenerla secreta, tomadas por la persona que legítimamente ejerza su control;


La obtención de un secreto comercial se considerará lícita cuando se realice por alguno de los medios siguientes:


  • El descubrimiento o la creación independientes;
  • La observación, el estudio, el desmontaje o el ensayo de un producto u objeto que se haya puesto a disposición del público o que esté lícitamente en posesión de quien obtiene la información, sin estar sujeto a ninguna obligación jurídicamente válida de limitar la obtención del secreto comercial;  el ejercicio del derecho de los trabajadores y los representantes de los trabajadores a ser informados y consultados, de conformidad con el Derecho de la Unión y el Derecho o las prácticas nacionales;
  • Cualquier otra práctica que, en las circunstancias del caso, sea conforme a unas prácticas comerciales leales.

La obtención de un secreto comercial sin el consentimiento de su poseedor se considerará ilícita cuando se lleve a cabo mediante:

  • El acceso no autorizado a, así como la apropiación o la copia no autorizadas de, cualquier documento, objeto, material, sustancia o fichero electrónico, que se encuentre legítimamente bajo el control del poseedor del secreto comercial y que contenga el secreto comercial o a partir del cual este se pueda deducir;
  • Cualquier otro comportamiento que, en las circunstancias del caso, se considere contrario a unas prácticas comerciales leales. Asimismo, la directiva establece los criterios que deben tener en cuenta los Estados Miembros para definir las medidas, los procedimientos y recursos para garantizar la disponibilidad de vías de acción civil frente a la obtención, utilización o revelación ilícitas de secretos comerciales.


La directiva ofrece un tiempo, hasta el 9 de junio de 2018, para su adaptación a la legislación de los Estados Miembros.

Desde el punto de vista de cumplimiento normativo, nos interesa fundamentalmente los sistemas de protección de los secretos comerciales y el acceso a secretos comerciales de terceros por parte de la persona jurídica, por lo cual debemos regular en las organizaciones aspectos relacionados con el benchmarking, estudios de mercado, diseño, etc.

Busca Compliance

NOTICIAS